Jueves, 30 de junio de 2011

LA GACETA DE INTERECONOMIA

?

Bono, ?pontifex maximus? de la demagogia

?

Bono ha conseguido, hasta el momento, parapetarse detr?s del Tribunal Supremo.

?

http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/opinion/opinion/bono-?pontifex-maximus?-demagogia-20110629

?

Jaime Ignacio del Burgo

?

El Diccionario de la Real Academia define la palabra demagogia como el ?halago de la plebe para hacerla instrumento de la propia ambici?n pol?tica? y al t?rmino demagogo como ?sectario de la demagogia?. El show televisivo protagonizado el pasado s?bado por Jos? Bono en La noria, con la sumisa complacencia de su presentador, es demagogia en estado puro. Se me ocurre que en la pr?xima edici?n del Diccionario se complete la definici?n de demagogia como el halago a la plebe ?para encubrir el enriquecimiento econ?mico a la sombra del poder?. Sin duda, Bono habr?a hecho las delicias del respetable revelando sus dotes de taumaturgo. Porque si no hered? una gran fortuna ni le toc? la loter?a ni hizo nada inconfesable, no deja de ser un aut?ntico milagro que, despu?s de vivir durante casi tres d?cadas del presupuesto p?blico y del sueldo como empleada del PSOE de su esposa, haya acumulado riquezas por m?s de 6 millones de euros (1.000 millones de las antiguas pesetas). Y que conste que la cuenta se la hicieron los peri?dicos El Pa?s y P?blico, que al parecer se sumaron a ese ?grupo de malhechores, ex reclusos, destiladores de odio y cavern?colas? que conspiran contra ?l porque tiene muchos adeptos entre los votantes de la derecha y eso har?a peligrar las expectativas de Mariano Rajoy.

A los seis millones de euros de patrimonio, que no incluye el valor de los bienes muebles, han de a?adirse otros 6 millones de euros, que es el valor de las inversiones efectuadas en H?pica Almenara. Este negocio, ?nico rentable de su sector en Espa?a, ha obtenido en los ?ltimos cinco a?os ping?es dividendos gracias a la generosidad de los anunciantes, en su mayor?a beneficiarios de decisiones de la Junta castellanomanchega, y a la retransmisi?n de concursos h?picos por TVE, decisi?n en la que no ha influido para nada, claro es, su condici?n de tercera autoridad del Estado. Que el que fuera presidente de Castilla-La Mancha, despu?s ministro de Defensa del Gobierno de Espa?a y, por ?ltimo, presidente del Congreso de los Diputados sea promotor y gestor de una h?pica, sin que haya dado la menor explicaci?n sobre c?mo consigui? los fondos necesarios para su financiaci?n y explotaci?n es algo incompatible con los m?s elementales principios de la ?tica pol?tica. En esa democracia tan cavern?cola y conservadora como la norteamericana, hace tiempo que el Gran Jurado se hubiera ocupado del asunto. Aqu?, en cambio, Bono ha conseguido, hasta el momento, parapetarse detr?s del Tribunal Supremo, despu?s de contar con un defensor de lujo: el propio Ministerio Fiscal. Que, ante los abrumadores indicios de enriquecimiento no justificado aportados en la macroquerella de la Asociaci?n Justitia et Veritas, la Sala Segunda no haya considerado oportuno la apertura de ninguna investigaci?n, nos funde los plomos a quienes en tiempo ya un tanto lejano emprendimos la profesi?n de abogado y ten?amos por la Justicia un respeto imponente. Pues bien, al margen de la oscuridad de su patrimonio, hay una faceta de la que o no se habla o se habla poco. Me refiero a la responsabilidad pol?tica de Jos? Bono por ciertas decisiones adoptadas durante su mandato como presidente de Castilla-La Mancha y que han da?ado gravemente los intereses generales tanto de los castellanomanchegos como del conjunto de los espa?oles. Por culpa de la demagogia falsaria de Bono, apuntalada por el que fuera fiscal Anticorrupci?n, Jim?nez Villarejo, y amparada por otro de sus amigos, el juez Garz?n. A?os despu?s ser?a el propio Bono quien se desmentir?a a s? mismo, pues el Gobierno acord? enfrentarse a la Comisi?n Europea alegando ante el Tribunal de Estrasburgo que la acusaci?n de fraude generalizado era rotundamente falsa. Si el recurso del Reino de Espa?a es desestimado, gracias a la actuaci?n torticera e irresponsable de Jos? Bono, los espa?oles tendremos que devolver m?s de 20.000 millones de las antiguas pesetas a las arcas comunitarias.

Bono promovi? la construcci?n de un fara?nico aeropuerto en Ciudad Real. Lo hizo por iniciativa de un grupo de empresarios amigos y el apoyo financiero de Caja Castilla-La Mancha (CCM). Las inversiones han superado los 1.100 millones de euros. En un principio, lo bautizaron con el nombre de Aeropuerto Don Quijote, pero desistieron despu?s, quiz?s porque temieron que el antih?roe de La Mancha se despertara de su eterno descanso literario para desfacer tan gran entuerto. Al final, los platos rotos los va a pagar la propia comunidad castellanomanchega.

No es de extra?ar que CCM cayera arruinada a causa de este y otros negocios calamitosos en los que revolotean siempre los generosos amigos de Bono. Se calcula que el Fondo de Garant?a de Dep?sitos s?lo podr? recuperar 1.800 de los 3.775 euros destinados al rescate de la caja. Lo m?s grotesco es que el dedo de Bono llev? a la presidencia de la caja a otro amigo y compa?ero, el ex diputado Hern?ndez Molt?, que, en 1994 en el Congreso, espet? a Mariano Rubio, ex gobernador del Banco de Espa?a, aquel c?lebre ??M?reme a los ojos!?.

La ?ltima noticia escandalosa es que Renfe ha tenido que cerrar la l?nea del AVE Toledo-Cuenca, inaugurada a bombo y platillo a finales del a?o pasado, porque la media de viajeros es de 9 al d?a. Alguien deber?a investigar todo este historial de desaguisados satisfechos con el bolsillo de los espa?oles del que es autor, solo o en compa??a de otros, quien se ha ganado a pulso el t?tulo de pont?fice m?ximo de la demagogia.

*J. I. del Burgo es ex diputado y acad?mico de la Real Academia de la Historia.

?


Publicado por talabricense @ 13:02  | politica
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios