Mi?rcoles, 08 de junio de 2011

LA GACETA DE INTERECONOMIA

El descaro de Bono ya es ?P?blico?

El diario de Roures denuncia que el presidente del Congreso ha olvidado sus promesas de transparencia. ?P?blico? fue el ?nico peri?dico en recoger el testigo de LA GACETA en su investigaci?n sobre Bono. El ?hombre de los bolsillos de cristal? (tintado) los tiene, sobre todo, a reventar y prefiere el silencio.

?

http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/opinion/descaro-bono-ya-?publico?-20110606

El Trasgo

Que Bono no tiene los bolsillos precisamente de cristal, como presume (de amianto ser?a m?s aproximado), es cosa sabida, especialmente para los lectores de LA GACETA. Por eso es poco sorprendente que las medidas que ?l mismo, con un cinismo propio del personaje, propuso en su d?a para ?dar transparencia? al Congreso hayan quedado en humo, en sombra, en nada. El equipo de investigaci?n de este peri?dico se encarg? de revelar el sorprendente patrimonio de este extra?o ?descamisado? y de desmontar pacientemente, semana tras semana, las excusas y equivocaciones alegadas por el presidente del Congreso para explicar lo inexplicable.

La prensa de izquierda y derecha cerr? filas en defensa del siniestro cacique. ?Toda? No, ?P?blico?, un peri?dico nuevo, a la izquierda de ?El Pa?s?, se hizo eco de las acusaciones (con la correspondiente cita, a diferencia de otros), las public? en su d?a y ayer, abriendo su primera, de nuevo volvi? a sacar los colores a la tercera autoridad del Estado. Bono, denuncia ?P?blico?, prometi? transparencia entre los diputados y no ha hecho nada. L?gico, los bolsillos de cristal tintado del presidente del Congreso no s?lo son opacos, sino que est?n a reventar.

Bono y su caj?n
Se les toma cari?o. Tantos d?as ya ley?ndoles, es dif?cil no indignarse con algunas de sus manipulaciones, pero tambi?n no re?rse cordialmente de otras. Y conmoverse cuando aciertan, que sucede.

Lo anterior pretend?a referirse a la prensa de izquierda en general, pero debo ser m?s espec?fico: me refiero a ?P?blico?. La arrogancia mandarinesca de ?El Pa?s? o la Cadena SER les hace un?nimemente antip?ticos. ?P?blico?, al menos, se lo cree. Lo suficiente para desenmascarar de vez en cuando a alguno de ?los suyos?. Hoy le ha tocado a Bono, ese ?dem?crata? que va tapando micr?fonos con la arrogancia ?ancien r?gime? de quien no pisa suelo desde que ten?a pelo propio. Y como se trata del pol?tico sobre cuyo ?desequilibrio patrimonial? LA GACETA lleva toda su breve historia llamando la atenci?n, eso nos convierte, mal que les pese, en extra?os compa?eros.

?Bono se olvida de la transparencia?, titula abriendo primera. ?El presidente del Congreso no ha hecho nada con las propuestas que pidi? a los grupos en febrero para cambiar las normas que regulan la actividad de los parlamentarios?. Ol?. O, mejor: ya era hora, que la noticia no es tanto que Bono defraude como que alguien le haya cre?do.

Ahondemos un poco con el varapalo que le dedica, abriendo ?Opini?n?, el subdirector Manuel Rico, ?El caj?n de Bono?: ?Hace cuatro meses, el presidente del Congreso dio a los grupos parlamentarios un plazo de 15 d?as para que le hicieran llegar propuestas que ayudasen a mejorar la transparencia de los diputados?, explica Rico. Y sigue: ?Las propuestas de los partidos duermen el sue?o de los justos en alg?n caj?n del despacho de Bono. Al parecer, la urgencia no era tanta?. La excusa de Bono era la cercan?a de las urnas, que lo mismo sirven para un roto que para un descosido, sin contar con que ?es propio del despotismo ilustrado pensar que justo en v?speras electorales es cuando hay que hurtar a los ciudadanos los debates que m?s les pueden interesar?.

Por supuesto, la indignaci?n de ?P?blico? tiene cierto truco y, de hecho, salvo la columna de Rico, ha merecido la indiferencia en los dem?s ?opinadores?, que est?n a lo que est?n (sus Francos y sus cosas). De hecho, est? relacionado con el entusiasmo jacobino del diario de Roures con las acampadas. Las urnas aburren al revolucionario, y m?s ahora, que parecen decididas a aupar a la derecha (aqu? y en el resto de Europa). Donde est?n las barricadas y la fam?lica legi?n ?okupando? a saco lo que encuentre, que se quite esa costumbre burguesa de las consultas populares.

Gabilondo, de acampada
Los acampados son, por cierto, la materia del ?ltimo y delirante serm?n del reverendo Gabilondo en la SER. ??Queremos o?r el mensaje del 15-M??. La tesis de la piadosa pl?tica es que no, que los espa?oles estamos sordos al mensaje ?de los j?venes? (as?, en general), a diferencia de lo que sucede con la Conciencia Medi?tica de la Izquierda, tambi?n conocida por I?aki Gabilondo. El predicador progre lamenta que algo tan trivial como unas elecciones nos impida prestar o?dos atentos a lo que nos dice este movimiento prefabricado en las zah?rdas de la izquierda radical, siempre nost?lgica del Mayo del 68 que no tuvo. Para Gabilondo, la cosa va as?: con la ca?da de Lehman Brothers cay? el capitalismo como en 1989 cay? el comunismo, y ya nada pod?a volver a ser igual. Pero los ciudadanos no nos dimos por enterados y todo sigui? como antes, con la ?pol?tica de rodillas ante los mercados? (sic), con lo que la democracia devino una farsa. La ?carta a los Reyes Magos? de Sol es la llamada de atenci?n del ?verdadero? pueblo con su particular ?nunca m?is?. Ya digo: sencillamente delirante.

Lo cierto es que los mercados financieros son el ejemplo m?s cercano a una econom?a intervenida que existe entre los sectores econ?micos, y pretender que los pol?ticos se arrodillan ante ellos, en vez de acostarse con los mismos, son ganas de divertirse barato.

La larga mano de los pol?ticos ha entrado de lleno en las finanzas, empezando por la creaci?n de dinero; pensar que ellos son la soluci?n y no parte del problema es una de las muchas cegueras de la izquierda mundial.

?


Publicado por talabricense @ 10:51
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios