Martes, 11 de mayo de 2010

EL CONFIDENCIAL.COM

 

EL ANIMAL SE FACTURÓ DESPUÉS A UNA EMPRESA DEL CONSTRUCTOR RAFAEL SANTAMARÍA

Bono compró un caballo con billetes de 500 euros envueltos en periódicos

José Bono entregó en mano a un estrecho colaborador 100.000 euros en billetes de 500, envueltos en papel de periódico, para adquirir un caballo de competición a finales de 2005. El animal, llamado Farceur du Haul, se compró al jinete francés Robert Breul, siendo aquél ministro de Defensa, a través del marchante Guy Jonquères d'Oriola, que cuatro meses después facturó el caballo a nombre de Rafael Hoteles S. A., propiedad del empresario e íntimo amigo de Bono Rafael Santamaría, dueño también de Reyal Urbis.

Según fuentes conocedoras de la operación, el caballo fue un regalo de Santamaría a Hípica Almenara S. L., propiedad del presidente del Congreso y de sus cuatro hijos. Uno de ellos, José Bono Rodríguez, jinete profesional, montó el animal durante más de tres años en multitud de competiciones nacionales e internacionales. En todas las órdenes de salida de esos torneos figura Bono Rodríguez como rider (jinete) y Rafael Hoteles S. A. como owner (propietario) de Farceur du Haul.

Después de que el caballo fuese transportado desde Francia a España en el otoño de 2005 y probado durante un mes por Bono Rodríguez en las instalaciones de Hípica Almenara, el joven jinete dio su aprobación a la compra de Farceur du Haul, que de esta forma se convirtió en su primera montura. El 18 de diciembre de ese año, el hijo del presidente del Congreso disputó con ese caballo el Gran Premio Ayuntamiento de La Coruña, donde también compitió, precisamente, el francés Breul, hasta ese momento propietario del animal.

De Toledo a Les Bréviaires

El ex ministro de Defensa hizo la entrega del dinero en un despacho próximo a Toledo que ocupa desde su época de presidente de Castilla-La Mancha, situado en un edificio oficial del Gobierno autonómico y muy cerca de su casa familiar de Olías del Rey. Una persona de su estricta confianza, que trabajaba a sus órdenes en Hípica Almenara, recogió los 100.000 euros de manos de Bono en billetes de 500 euros cuidadosamente envueltos en varias hojas de papel de periódico. Con ese dinero, el colaborador del ex presidente castellanomanchego viajó hasta Les Bréviaires, una localidad situada a unos 50 kilómetros al suroeste de París, para pagar el caballo al intermediario Jonquères d'Oriola.

El Confidencial se puso ayer en contacto con Mónica Hernández, que en aquella época era la responsable de la explotación comercial de Hípica Almenara, para tratar de ampliar los detalles de la operación. Hernández, amazona profesional, reconoció que ella era entonces la encargada de impartir cursos de equitación y organizar competiciones hípicas en el hipódromo de los Bono, pero se negó a confirmar las circunstancias que rodearon la compra de Farceur du Haul. Cuando este periódico le preguntó si el presidente del Congreso pagó el caballo en metálico y la factura se emitió posteriormente a nombre de Rafael Hoteles S. A., Hernández dio por finalizada la conversación.

Jinetes de alto poder adquisitivo

Jonquères d’Oriola es un marchante bien conocido en España, donde cuenta con una importante cartera de clientes. Domina el castellano y se ha especializado en proveer caballos de salto europeos a jinetes de alto poder adquisitivo. En su página web presume de ser sobrino del campeón olímpico Pierre Jonquères d’Oriola, así como de recorrer 100.000 kilómetros al año para encontrar a los mejores equinos.  

En esta ocasión, el marchante realizó el papel de intermediario entre el enviado de Bono y el jinete Robert Breul. A petición del primero, no expidió ninguna factura, pero cuatro meses después, en febrero de 2006, Bono exigió que se preparara un recibo con fecha de la compra real -finales de 2005- y a nombre de Rafael Hoteles.

Farceur du Haul no es el único caballo que Santamaría regaló a la familia Bono. El hijo del ex presidente castellanomanchego también compitió con Jikael de la Babette, igualmente registrado a nombre de Rafael Hoteles, pero, a todos los efectos, parte de Hípica Almenara. De hecho, cuando el joven jinete se cansó de este animal, Bono decidió cambiarlo por otro más caro que ya no figuró a nombre de Santamaría.

Amistad y negocios unen a Bono y Santamaría

La reconocida amistad entre el político socialista y el dueño de Reyal Urbis ha dado lugar a una denuncia del Partido Popular ante la Fiscalía General del Estado para aclarar cuál ha sido la relación de las empresas de Santamaría con la Junta de Castilla-La Mancha. Sin duda, la operación más controvertida es la de Valdeluz o ciudad del AVE. Allí, el Gobierno de Bono autorizó en 2001 a Santamaría la construcción de 10.000 viviendas próximas a la parada del tren de alta velocidad.

Mientras tanto, el presidente del Congreso continúa en su empeño de justificar el espectacular aumento que ha experimentado su patrimonio en los últimos años. Tras remitir su declaración de bienes a la Fiscalía General del Estado y a algunos medios de comunicación, Bono intentará convencer este martes a sus compañeros del Grupo Parlamentario Socialista, en la reunión habitual que éstos celebran en el palacio de la Carrera de San Jerónimo, de la legalidad de todos sus bienes.

EL DIGITAL DE CASTILLA LA MANCHA

 

CONFIDENCIAL

A Bono se le acumulan los regalos y las propiedades y El País lo explica todo

 

Un día sí y otro también se producen nuevas revelaciones sobre el patrimonio del presidente del Congreso y ex presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, que insiste en que todo es legal y en que cualquiera de las propiedades adquiridas está justificada. El último medio que ha publicado sus cuentas y datos ha sido El País, tal como ha informado EL DIGITAL, pero ni en el PP ni en determinados círculos mediáticos, tanto de la derecha como de la izquierda, las cosas siguen sin estar claras.

Este lunes, mientras el diario del Grupo Prisa facilitaba una relación pormenorizada y justificativa de los bienes de Bono y de cómo los ha conseguido, La Gaceta volvía a la carga con una información relativa a la familia del presidente del Congreso y la forma en que ha diseñado una estrategia para que la sociedad patrimonial nunca rebase un mínimo capital social. Según este periódico, con traspasos puntuales y extraños movimientos consiguen que esta sea titular de bienes por 2,5 millones de euros, sin contar ni los lujosos áticos ni el chalé toledano.

La sociedad de los Bono creada en 2004, "misteriosamente" mantiene un capital social entre los 630.000 y 658.000 euros siempre. No sería extraño para cualquier otra sociedad, pero sí para esta, que se ha dedicado con mucho ánimo a la adquisición de nuevas viviendas y propiedades. De hecho, según La Gaceta, al sumar todas las propiedades que en un momento u otro han sido adquiridas en nombre de Saja, la cantidad total real es de 2.445.551 euros en bienes inmuebles.

El mismo lunes, El Confidencial revelaba que el empresario Rafael Santamaría, dueño de Reyal Urbis y de la cadena Rafael Hoteles e íntimo amigo de José Bono, regaló varios caballos a la hípica del presidente del Congreso para que los montara el hijo de éste, José Bono Rodríguez, en competiciones nacionales e internacionales, según acreditan diversos testimonios y documentos a los que ha tenido acceso el diario que dirige Jesús Cacho. Santamaría es el mismo empresario que pagó supuestamente la decoración de dos viviendas propiedad de los Bono en Olías del Rey (Toledo) y Salobre (Albacete), además de permutar dos lujosos áticos en Estepona (Málaga) por un piso de menor valor que el ex ministro de Defensa y su esposa, Ana Rodríguez Mosquera, tenían en Madrid.

Santamaría rehusó explicar a El Confidencial por qué regaló a Bono y su hijo los dos caballos, por los que pagó más de 200.000 euros, según las fuentes consultadas.

Al menos dos de los caballos que el hijo del presidente del Congreso ha montado en decenas de concursos hípicos fueron pagados por Santamaría: Farceur du Haul y Jikael de la Babette. Este fin de semana, precisamente, el hijo de Bono ha participado en Valencia en el Gran Premio de España de Hípica, primera prueba en el calendario del Global Champions Tour 2010, donde tuvo enfrente, entre otros jinetes y amazonas, a Carlota Casiraghi, hija de Carolina de Mónaco; Marta Ortega, hija del empresario Amancio Ortega; Cayetano Martínez de Irujo, hijo de la Duquesa de Alba, o la infanta Elena de Borbón, que finalmente no compitió debido a la intervención quirúrgica a la que fue sometido el sábado su padre, el rey Don Juan Carlos.

Aprovechando el asunto, El Confidencial recuerda que una de las hijas del matrimonio Bono-Rodríguez, Ana, trabajó en la asesoría jurídica de Reyal Urbis, y durante tres semanas llegó a formar parte de su consejo de administración como apoderada.

El Partido Popular trasladó recientemente a la Fiscalía General del Estado todas las informaciones periodísticas relacionadas con el patrimonio de Bono para aclarar si está suficientemente justificado. La Fiscalía, tras estudiar la documentación aportada por el político socialista descartó la existencia de una conducta delictiva.

Por su parte, El País publicó este lunes una extensa información en la que se aportan todo tipo de datos que hipotéticamente justifican todos y cada uno de los ingresos de los Bono y en la que, además, se incluyen diversos comentarios del político albaceteño, quien reconoce que la familia es dueña de 12 propiedades inmobiliarias y de una hípica en Toledo, escrituradas en unos 5,5 millones, sobre las que pesan hipotecas de 1.835.144 euros.

El matrimonio hizo en 2004 separación de bienes y, a partir de entonces han repartido su patrimonio entre sus hijos y equilibrado el de ambos. "¿Por qué no se puede tener este patrimonio si se ha ganado honradamente? Me he desnudado. Ahora que lo hagan los demás", dice Bono.

El PSOE defiende al ex ministro de Defensa y desde sus filas se interpreta esta fiscalización del político socialista como una "cortina de humo" para amortiguar los daños que inflige al PP el caso Gürtel. El ataque a Bono, ex presidente de Castilla-La Mancha, se produce además, según El País, cuando la secretaria general del PP y líder del partido en esa comunidad, María Dolores de Cospedal, tiene como objetivo prioritario desalojar el año que viene a los socialistas del Gobierno regional.

"A mí nadie me gana en transparencia, porque fui yo quien promovió la obligación de hacer esta declaración", recuerda Bono.

Respecto a Rafael Santamaría, del que dice que "no es amigo, es muy amigo, pero no es mi amigo del alma", explica que fueron presentados en 1990 y que la relación entre ambos "es pública y notoria, pero desinteresada", asegura. "Si encuentra una sola obra pública de esa empresa en Castilla-La Mancha, dimito como presidente del Congreso".

Bono admite que Reyal Urbis pagó las facturas por la decoración de la habitación de su hija (4.432 euros). "Fue un regalo de su madrina [la mujer de Rafael Santamaría]con motivo de su bautismo". La decoradora María Carmen Pérez asegura que la promotora abonó también muebles para la casa familiar en Olías del Rey, en total 20.915 euros, pero Bono lo niega. "Es una casa de pueblo, a mi mujer no le gustaron y se devolvieron", afirma. Santamaría, que envió un escrito a la fiscalía para explicar su relación con Bono, ha declinado dar su versión. En 2008, Bono compró un apartamento en El Campello (Alicante) de 76 metros por 354.600 euros y los abonó en parte con 232.000 euros del primer adelanto de Planeta. Un año después, su mujer donó dos pisos a su hija Ana y el presidente ayudó con 200.000 euros a su hijo José a adquirir un piso en el Madrid de los Austrias. "Más destape es imposible", dice el presidente del Congreso.

 

LA GACETA

 

A Bono siguen sin cuadrarle las cuentas

 

El presidente del Congreso filtra ahora sus ingresos y patrimonio al diario 'El País'. Esta nueva versión contradice en muchos puntos la ofrecida por el presidente del Congreso a 'El Mundo' hace apenas un mes.

 

Las diferentes informaciones publicadas en LA GACETA sobre el incremento del patrimonio de la familia Bono han provocado que el presidente del Congreso acuda a los medios afines para defenderse. Primero fue a la Fiscalía aportando información relativa a sus bienes. Más tarde filtró estos documentos a El Mundo, y ayer mismo volvió a hacerlo en las páginas de El País.

El diario de Unedisa se hizo eco del malestar del político, que en aquellos días alegaba que todo obedecía a una campaña de difamación contra su persona con la única finalidad de desprestigiarle ante la opinión pública. El Mundo publicó el pasado 14 de abril una información titulada “A Bono sí que le salen las cuentas”.Ayer, día 10 de mayo, en El País, en una doble página titulada “El patrimonio de José Bono”, el interesado explicó cómo su familia ha acumulado hasta 12 propiedades en los últimos años. Con información aportada por el propio político socialista, El País hizo un balance exhaustivo de los bienes inmobiliarios de toda la familia Bono, de sus sociedades e ingresos.
Sin embargo, tal y como sucedió con la versión ofrecida en las páginas de El Mundo, las contradicciones siguen siendo tan numerosas como sorprendentes respecto a las informaciones –contrastadas por las correspondientes notas registrales– que ha venido publicando LA GACETA.

Entre 'bonerías' varias con 'El País' incluido y De la Vega desmemoriada

 

El periódico del Grupo Prisa se descuelga con dos páginas sobre el patrimonio de Bono. ‘El Siglo’ sufre amnesia acerca de la entrada en liza de ‘Público’ en el ‘caso Bono’. Para amnesia preocupante, la de la vicepresidenta primera en el campo de Mauthausen.

Con las manos lavadas después del pringue meloso del domingo pasado a costa de Juan Luis Cebrián y su admirado Lula, nos dispusimos el lunes a echarle un vistazo a las cosas de El País.

Sorpresa, sorpresa: en el diario en el que cumple órdenes el atildadito Javier Moreno nos encontramos con dos páginas sobre el patrimonio de José Bono.

Y claro, nos vino una especie de ‘dejà vu’. Porque esto ya lo hemos visto: en El Mundo, en Público... y ahora en el papel de Prisa. Lo curioso es que al diario de Unidad Editorial lo engañó ocultándole información y el de Jaume Roures le metió un rejón de impresión, y eso que, según parece, las estimaciones patrimoniales del rotativo de la extrema izquierda ricachona estaban calculadas a la baja.


Tal vez por eso El País, pese a querer echarle una manita, se movía con preocupación, no vaya a ser que en unos días cante algo que no aparezca en la relación. Amnesia del presidente del Congreso, ya saben.


Total, que a través de dos páginas firmadas por José María Irujo nos desvelaban el chocolate del loro: “El presidente del Congreso explica cómo su familia acumuló 12 propiedades”. Reconocían que Bono “vive uno de los momentos más complicados de su larga trayectoria” a causa de LA GACETA y de Intereconomía. Cosas que pasan. Curioso que Rafael Santamaría, el agradecido “amigo” que paga decoraciones de viviendas personales, haya declinado cualquier declaración.


IGNORANCIA SECULAR


Como es lunes, toca El Siglo, de Pepe García Abad, que no sabemos si ya se ha hecho perdonar su gira por los medios ‘cavernarios’ para promocionar su libro sobreLl José Luis Rodríguez Zapatero.

Llamaba la atención, en una de sus páginas, un recuadro titulado “El caso Bono o la maniobra de despiste”, donde aparecían afirmaciones más que discutibles y una ausencia notable. Se lo cuento. Por ejemplo: “LA GACETA asegura que existen irregularidades en la declaración de patrimonio del socialista y en su relación con empresarios castellano-manchegos”. No, hombre, no: aquí nos hemos limitado a poner sobre la mesa una serie de datos. A otros tocará explicarlos.

 

La Junta de CLM recalificó terreno a Reyal Urbis para 7.000 viviendas

 

El visto bueno lo dio el consejero de Ordenación del Territorio, Julián Sánchez Pingarrón, mano derecha de Bono. Santamaría acapara 530 hectáreas en Toledo.

 

A la empresa Reyal Urbis, presidida por Rafael Santamaría, gran amigo de José Bono, le han recalificado un terreno en el Paraje de Valdecubas, en Toledo. Lo atraviesa la carretera de Mocejón y se encuentra en la margen derecha del río Tajo.

Reyal Urbis adquirió el Paraje de Valdecubas en enero de 2009. Tiene una extensión de 494 hectáreas y está situado junto al núcleo urbano de Toledo. En el Plan Parcial de Valdecubas se plantea la construcción de 6.986 viviendas, de las que sólo una tercera parte serían protegidas. Así lo recoge el Plan de Ordenación Municipal (POM) de Toledo de 2005-2020.

“Cuando se estaba tramitando el POM, el PSOE insistió en que la zona de Azucaica, en el Paraje de Valdecubas, tenía que entrar. El PSOE puso como condición para votar a favor del plan que entrara Valdecubas, donde se encuentra la parcela de Santamaría”, manifiesta a LA GACETA la portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Toledo, Paloma Barredo.

El cambio de uso del suelo se aprobó en el pleno del 27 de marzo de 2007 con una serie de deficiencias, que quedaron subsanadas en enero de 2008. Pero no es el único terreno que Santamaría ha comprado en la provincia de Toledo. Entre noviembre de 2002 y enero de 2009 ha adquirido a través de su empresa Reyal Urbis otras 10 propiedades. Estos terrenos superan las 530 hectáreas de extensión.

La mayoría de ellos se encuentra en las proximidades del río Tajo. Para los ayuntamientos de Talavera de la Reina y Toledo son sus principales zonas de expansión, si se exceptúan las otras áreas de crecimiento correspondientes a los desarrollos de polígonos industriales.

Reyal Urbis ha comprado en Talavera de la Reina un total de siete terrenos en la zona conocida como el Pago del Ámago y una tierra en el Paraje La Cabra. La mayoría de estas propiedades las adquirió a lo largo del año 2006, coincidiendo con la tramitación para la aprobación del nuevo POM.

En noviembre de 2002 la empresa de Rafael Santamaría adquirió otro terreno en el Pago del Ámago, en Talavera de la Reina. Esta parcela es urbanizable “al estar comprendida en la delimitación del sector 3 del Programa de Actuación Urbana 1 Las Moreras del Plan de Ordenación Urbana de esta ciudad”, según recoge la nota registral.
En ella se prevé la construcción de 2.000 viviendas, un centro comercial y un hotel.
En Toledo capital también posee una extensión de terreno denominado Los Almendros, además de un local comercial y una plaza de garaje en la avenida Río Guadarrama.

Informados

La compra de estas fincas se han efectuado bajo los mandatos del popular José Manuel Molina García (1999-2007) y del actual alcalde socialista, Emiliano García-Page Sánchez. Molina García ha salido recientemente en defensa de José Bono, avalando su honradez, tras el descubrimiento de su incremento patrimonial. Además, bajo su mandato fueron recalificados los terrenos en los que el presidente del Congreso construyó su empresa familiar Hípica Almenara. García-Page ocupó el cargo de vicepresidente de Castilla-La Mancha durante el último mandato de José Bono. Además, al ser secretario provincial del PSOE mantiene reuniones habituales con Julián Sánchez Pingarrón, consejero de Ordenación de Territorio y Vivienda de la Junta castellanomanchega.

Hombre de confianza

El consejero es uno de los hombres de confianza de Bono. Desarrolló su carrera profesional en los distintos departamentos de la Junta hasta que fue llamado por el ex presidente manchego para acompañarle en el Ministerio de Defensa. Allí ocupó el cargo de director general de Infraestructuras mientras Bono dirigió el ministerio, retornando nuevamente al Gobierno autonómico tras la salida temporal de la vida pública de José Bono.

Se da la circunstancia de que el Gobierno de Castilla-La Mancha reclamó en mayo de 2007 al Ayuntamiento de Toledo la formulación del Plan de Ordenación Municipal de la ciudad. En noviembre de 2008 pidió la última versión y lo sacó adelante en diciembre.
La consejería que dirige Sánchez Pingarrón es la receptora del Plan de Ordenación Municipal y también la encargada de aprobar el mismo.

 


Publicado por talabricense @ 12:47
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por LEYVA2
Mi?rcoles, 12 de mayo de 2010 | 17:28
bono a la carcel ya!!!!!!!!!!!