Viernes, 18 de octubre de 2013

EL DIGITAL DE CASTILLA-LA MANCHA

18 DE OCTUBRE DE 2013

http://www.eldigitalcastillalamancha.es/articulo_opinion.asp?idarticulo=143988&idfirma=&lugar=&ant=

“Navantia rompe con la empresa venezolana de las comisiones”. Así se titulaba ayer la información más leída en Abc.es sobre el escándalo de las comisiones por la venta de ocho patrulleros de España a Venezuela en el año 2005, estando el expresidente de Castilla-La Mancha, José Bono, como ministro de Defensa del Gobierno de Zapatero.
 
Según el diario madrileño, Rebazve Holding Ltd. ya no representa a los astilleros públicos españoles en Venezuela. El escándalo de las comisiones, que suma cuatro imputados -entre ellos los expresidentes de Navantia y del Instituto Nacional de Industria-, ha roto recientemente la relación entre la empresa pública española y el comisionista venezolano.
 
La venta de ocho patrulleros se cerró en noviembre de 2005 al más alto nivel. Intervinieron directamente el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y su ministro de Defensa, José Bono. Un año antes, el ya fallecido Hugo Chávez visitó España para, entre otros asuntos, tratar el encargo de los buques, un enorme contrato de 1.245 millones de euros. En aquella ocasión Chávez visitó Toledo y protagonizó algunas anécdotas que todavía se recuerdan. Detrás había algo más que anécdotas.
 
Según ABC, entre el séquito que acompañaba al presidente venezolano estaba su compatriota Juan Rafael Carvallo, el administrador de Rebazve Holding Ltd. Fuentes conocedoras de la operación habrían confirmado que la venta se cerró de estado a estado y la intermediación de Rebazve no fue ni mucho menos fundamental para la consecución del contrato. Pese a ello, la empresa venezolana cobró un 3,5 por ciento del monto global, es decir, 43 millones de euros, una cifra muy superior a la de mercado, según varias fuentes del sector. Carvallo, que administra la compañía junto a su socio Pedro Enrique Malavé, pertenece a la burguesía venezolana que siguió haciendo negocios con la llegada del «chavismo» al poder.
 
La verdadera labor del intermediario venezolano habría sido el reparto de la «mordida» en España y Venezuela. De hecho, Rebazve contrató a dos españoles a cambio de doce millones de euros: Javier Salas Collantes, presidente del Instituto Nacional de Industria (INI) entre 1990 y 1995, y su socio Antonio Rodríguez Andía, expresidente de la naviera pública Transatlántica. Ambos están imputados por delito fiscal y tráfico de influencias. Salas Collantes había sido en tiempos de Felipe González máximo responsable de los astilleros públicos.
 
La denuncia partió de la Fiscalía Anticorrupción y recayó en el Juzgado de Instrucción número ocho de Madrid. La juez también ha imputado al expresidente de Navantia, Juan Pedro Gómez Jaén, y al que fuera su director comercial, Jesús Arce. Los acusa de malversación de caudales públicos por aprobar comisiones tan abultadas.
 
Información completa en www.abc.es


Publicado por talabricense @ 10:42  | politica
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios