Domingo, 11 de septiembre de 2011

EL DIARIO DE INTERECONOMIA

Bono declara el apartamento de Alicante tras omitir su compra en abril de 2010

http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/politica/politica/bono-declara-apartamento-alicante-tras-omitir-su-compra-abril-2010

El diario ‘El Mundo’ reveló que el ex ministro tenía “intención” de comprar la casa al retirarse. LA GACETA demostró que, por entonces, ya era dueño del inmueble.

Luis Rivas. Madrid

No es la primera vez que el patrimonio de José Bono se hace público. El presidente del Congreso, además, se ha proclamado como el impulsor de que las cuentas de los políticos sean de común manejo. Pese a que las suyas incluyan rentas, bienes y posesiones por valor de unos tres millones de euros, el equivalente aproximado a la suma de las aportadas por Rajoy y Rubalcaba. La cifra, obviamente, corresponde al patrimonio declarado, ya que las carteras amplias son más proclives a sufrir descuidos. Como el del apartamento de El Campello, que el presidente del Congreso olvidó incluir presuntamente en la declaración de bienes remitida al fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, en 2010 y publicada por El Mundo. El coste del piso localizado en la playa alicantina de Muchavista, 354.000 euros, un 10% del total declarado, arroja comprensión al descuido.

El diario de Unidad Editorial publicó la información referida el 14 de abril de 2010, bajo el titular “A Bono sí le salen las cuentas”, y la rubricaba con el siguiente párrafo: “Bono asegura ahora que tiene intención de comprarse otro piso cuando se retire. Su deseo es adquirirlo en la localidad alicantina de El Campello”.

LA GACETA se encargó de cumplir con presteza los deseos del político socialista, al informar un día después (15-4-2010) y en exclusiva de que el ex ministro de Defensa ya poseía el apartamento cuando formuló su lejano anhelo de adquirirlo, por lo que habría omitido su propiedad en la documentación remitida a Conde-Pumpido. De acuerdo con lo publicado por Eugenia Viñes, el presidente del Congreso había obtenido la cédula de habitabilidad en marzo y se había desplazado, asimismo, al privilegiado enclave durante la Semana Santa, con el objetivo de supervisar las obras de acondicionamiento y escoger los muebles de la cocina. A la inadvertencia del piso, por tanto, habría de ser agregada la del viaje a El Campello y la de las obras del inmueble. Los textos se reforzaban con imágenes del apartamento, de tres habitaciones y dos baños, desde cuya terraza se divisa el mar Mediterráneo.

La incontestable réplica de LA GACETA a la filtración halló, sin embargo, respuesta. El 18 de abril, tres días después, El Mundo publicó una entrevista con Bono en la que, de soslayo, el ex ministro de Defensa señalaba entre sus “propiedades raíces” las siguientes: “17 hectáreas en Toledo y un apartamento de 76 metros cuadrados en Alicante”. Una ejemplar y rauda realización de los sueños.

La declaración de patrimonio entregada por Bono al Parlamento hace dos días recoge “el 100% de la propiedad de un apartamento en El Campello comprado en 2010”, confirmando la omisión pretérita del inmueble en la documentación enviada a la Fiscalía, el laxo análisis de la misma y la exclusiva de LA GACETA.

 


Publicado por talabricense @ 9:53  | politica
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios