Lunes, 18 de julio de 2011

LA GACETA DE INTERECONOMIA

Los casos de Bono y Camps evidencian las contradicciones de los tribunales

http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/politica/politica/los-casos-bono-y-camps-evidencian-contradicciones-los-tribunales-2

La concepci?n de la ?relaci?n de amistad? es diferente para imputar el delito de cohecho impropio. La prueba de indicios se valora de forma muy diferente.

D. C. Madrid
Las investigaciones y actuaciones de la Fiscal?a y los tribunales de Justicia en las denuncias contra el presidente del Congreso y ex presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, Jos? Bono, y el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, por los presuntos regalos recibidos han dejado al descubierto la existencia de contradicciones de la Justicia. Ello se deduce si se compara en ambos casos los escritos de la Fiscal?a y el auto de apertura de juicio oral, en el caso de Camps, y el de inadmisi?n de la querella en el caso de Bono. Pues bien, seg?n las acusaciones, ambos recibieron regalos por un valor econ?mico muy diferente. El presidente de la Generalitat recibi? algo m?s de 14.000 euros entre americanas, trajes, zapatos y corbatas. En cambio, Bono obtuvo un beneficio patrimonial de una permuta con su amigo Santamar?a valorado en 914.681 euros, la decoraci?n de su casa de Salobre y dos habitaciones de su casa de Ol?as del Rey. Asimismo, Santamar?a tambi?n obsequi? al hijo del presidente con varios caballos por un precio superior a los 100.000 euros, seg?n se desprende de las querellas presentadas. Por su parte, el constructor Francisco Hernando, El Pocero, le regal? a la ex mujer de Bono un Porsche Cayenne valorado en casi 80.000 euros, seg?n la acusaci?n.

En este contexto, aparece la doble vara de medir y las contradicciones de la Justicia para imputar un presunto delito de cohecho impropio. La clave est? en la distinta concepci?n que se hace de la relaci?n de amistad.

Para el Supremo, ?los regalos que percibi? Bono de Rafael Santamar?a est?n enmarcados dentro de una relaci?n de amistad por la condici?n especial que se da entre ambas familias?. En cambio, el juez de Valencia se?ala que ?la posible relaci?n de amistad que Camps pudiera tener con ?lvaro P?rez no excluye la tipicidad de su conducta porque este no era quien asum?a personalmente y con cargo a su patrimonio el pago de las prendas obsequiadas, sino que dichos pagos los hac?a un tercero, Crespo?. De aqu? se desprende otra importante diferencia pr?ctica. Para el Supremo, las d?divas se hicieron entre amigos y para el tribunal valenciano, los obsequios a Camps fueron en funci?n a cargo de autoridad.

Adem?s, pese al espectacular montante econ?mico en d?divas que recibi? el presidente del Congreso, el Supremo decide rechazar de plano las querellas. No inicia una m?nima investigaci?n para aclarar el notable incremento patrimonial de Bono, pese a decir en un auto que ?atisba desequilibrios y que el hecho de que tal incremento se constate no determina sin m?s que su causa u origen sea il?cito?. Por ello, ?no se puede abrir una causa penal para buscar de un modo gen?rico indicios?.

Por contra, al presidente de la Generalitat Valenciana por mucho menos se le abren diligencias que acaban con un auto de apertura de juicio oral.

Otra paradoja derivada de lo anterior es la siguiente: ?Las prendas de vestir que obtuvo el presidente de la Generalitat, por su propia naturaleza, no pueden incardinarse en el marco de la adecuaci?n social?, razona el auto de Valencia.


Publicado por talabricense @ 12:36  | politica
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios